La tertulia cofrade de Ronda
 
ÍndiceFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse
Buscar
 
 

Resultados por:
 
Rechercher Búsqueda avanzada
Últimos temas
» Que pena de lluvia esta semana santa 2012 :(
Jue Abr 05, 2012 8:06 am por Ruben_capillita

» Concierto Banda de Música Aureliano del Real
Mar Nov 29, 2011 7:58 am por pavilion21

» JMJ Madrid 2011
Mar Ago 09, 2011 4:14 pm por AlaRondacostalera

» Eucaristia en latin y de espaldas en Villamartin
Vie Jun 17, 2011 8:17 am por Invitado

» Nueva web cofrade en Villamartin
Sáb Abr 23, 2011 12:45 pm por Invitado

» Indignante
Sáb Abr 23, 2011 6:06 am por Invitado

» OLVERA La Semana Santa pone en la calle seis desfiles procesionales
Miér Abr 20, 2011 9:24 am por Invitado

» Descubrimiento de códice mexicano en crucificado de Bornos, Cádiz
Miér Abr 20, 2011 8:48 am por Invitado

» NUEVO COMUNICADO OFICIAL
Miér Abr 20, 2011 8:45 am por Invitado

Navegación
 Portal
 Índice
 Miembros
 Perfil
 FAQ
 Buscar
Foro
Compañeros
Noviembre 2017
LunMarMiérJueVieSábDom
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930   
CalendarioCalendario
Estadísticas
Tenemos 68 miembros registrados.
El último usuario registrado es peepil.

Nuestros miembros han publicado un total de 602 mensajes en 119 argumentos.
¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 16 el Vie Jun 28, 2013 6:43 pm.

Comparte | 
 

 Moreno pregona la Certeza de un Dios vivo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Invitado
Invitado



MensajeTema: Moreno pregona la Certeza de un Dios vivo   Mar Abr 12, 2011 3:18 pm

La iglesia de San Francisco se inundó de ambiente cofrade en el quinto domingo cuaresmal para proclamar la palabra de Dios y oír la versión sobre la Semana Santa que ofreció Juan José Moreno Barroso, un hombre joven, íntimamente ligado a las hermandades arcenses y, especialmente, a la de Nuestro Padre Jesús de las Tres Caídas y María Santísima de la Amargura, en la que comparte tareas de capataz con sus hermanos.
El acto quedó abierto por Mari Nieves Cañas, quien, en nombre del Consejo Local de Hermandades y Cofradías, realizó los primeros saludos y bienvenida de la tarde, para a continuación dar paso a la alcaldesa de la ciudad, Josefa Caro, para que hiciera entrega del pregón impreso del año pasado a quien tuvo el honor y dicha de pronunciarlo, el también cofrade Daniel Moreno.

Seguidamente, Domingo González Gil, amigo del pregonero, realizó la presentación del mismo, para redescubrir el perfil personal de Juan José Moreno, quien nació en 1977 para estar siempre ligado a la parroquia de San Francisco. Hoy sigue su tarea evangelizadora como catequista de un grupo de niños.

En 1991 comenzó su trayectoria como miembro de la entonces novedosa banda de cornetas y tambores. En la misma cofradía ha sido componente de varias juntas de Gobierno y auxiliar de paso. Sus estudios universitarios le llevaron a Huelva, donde colaboró con Cruz Roja como voluntario. Presentador y pregonero comparten trabajaderas en el paso del Santísimo Cristo del Perdón, así como una gran experiencia amistosa y cofrade.
El pregonero comenzó su exaltación describiendo un escenario costumbrista, de barrio, donde el sacerdote mosqueado por la coincidencia de los ensayos, el vecino que observa desde un balcón los movimientos, el cobrador de recibidos cofrades que no cobra o el catequista del que se burlan por su oficio… “Cómo hago para que entiendan los que aún no lo han vivido que si a la hora de salida el cielo se pinta de gris, y la tarde se enrarece y los hermanos más jóvenes lloran con el desconsuelo de saber a ciencia cierta que el Señor de sus amores se queda este año dentro. ¡Cómo calmar esos nervios de las señoras que se quedan fuera en el patio lloviendo, sin poder ver la carita de aquella Madre de Dios que entregara sus entrañas por aquel que nos salvó y muriera con desprecio! Ser yo capaz esta noche de pregonar la más grande, de unir la Tierra y el cielo y hacer que la calle Nueva se engalane de misterio, que esas madres mercedarias que rezan en silencio acojan mi corazón al oír esta plegaria? Seré capaz de ensalzar a esa carita morena que se pasea por Arcos entre luces y tinieblas, y al que reza los ancianos y le piden los enfermos, y también le dan las gracias a las abuelas primerizas por lo guapo que es su nieto. Con dibujar estas calles con palabras sin talento, y perfumar tu pasión con las claritas del día y al darme tu bendición… Le secaré yo las lágrimas a un niño del Dulce Nombre que siendo corregidor se esconde por San Francisco para no ver la amargura ni la angustia de una madre que por traer paz al mundo, el mundo lo traicionó. Me veo y no me lo creo, queriendo yo a ti contar la salvación de los hombres, la luz de la humanidad, la pasión de Dios en Arcos, la flagelación de Cristo tras salir de Corredera y al adentrarse en esas cuestas, va repartiendo piedad…”.

En el arranque de su pregón, bellas y sentidas palabras hacia el Domingo de Ramos que comienza con La Borriquita: “Llegaste en un Domingo de Ramos donde los niños estrenaban. Quisiste que Arcos fuera el centro de la alegría. Hiciste que los ancianos olvidaran sus penurias aunque fuera por un día y por si faltase algo, quiso el Señor regalarte un rosa inmaculada fuente de toda vida, Santa Madre de la Iglesia cuyo corazón reparte auxilio y caridad que este mundo necesita. Y cree que la gran centuria que todo reo quisiera, con corazones de niños que a los cuatro vientos gritan que escoltan a Cristo Rey cada año en primavera diciéndole a todo el mundo ¡mi hermandad es La Borriquita!”, con lo cual el pregonero hizo un guiño hacia el lado más tradicional de la cofradía, donde los romanitos son su símbolo infantil.

Juan José Moreno siguió buceando por los sentimientos de un Domingo de Ramos, ya de noche, para reparar en la presencia del Prendimiento en el corazón cofrade de Arcos: “En un Domingo de Ramos, donde las escalinatas de la Basílica imploran la presencia del Prendi, donde un dulce olor a Cristo joven espera impaciente que la luz se refleje en tu cara de estudiante, donde la Corredera te espera en un arcoíris de colores blanco, rojo y celestial, para saludar a ese gallinero que viene repartiendo infancia detrás de tu cruz de guía. El azahar se cae al suelo para ver tu cabizbaja mirada, que delata la resignación por la voluntad de Dios. Jamás Judas imaginó que aquellas 30 monedas certificarían tu destino al entregarte a un elegante centurión que presume de plumas macarenas y que vacila a una multitud de vecinos que te aclama al llegar a las puertas de una capilla hospitalaria. Y te adentras en tu barrio pasando por calle Nueva, y ya te noto impaciente por buscar ese convento donde rezan en silencio unas madres mercedarias...”. Así, el pregonero fue enlazando evangelio con los momentos claves del recorrido procesional del Cristo del Soberano Poder en su Prendimiento.
En sus reflexiones tampoco faltó la necesaria crítica social: “De nuevo las puertas del templo se abren y otro gallinero da fe a la continuidad del cristianismo bajo tus benditas plantas, Señor. Río de nazarenos con velas en mano va regalando penitencia a unas calles que lucen fervor y respeto por la llegada del Señor. Insignias, diputado de tramo, vara..., pero todo con el sello en el pecho de Jesús traspasado por la pobreza, la envida y el desconsuelo de la humanidad”.

Hermosas palabras también para el Miércoles Santo: “Entre chicotás valientes te encaminas a mi barrio, entre el amor de la gente va el Perdón crucificado y te recibe sonriente la patrona de Las Aguas, que se desvive por verte para saciarte tu alma. Hasta el Señor se sonroja y le suben los colores, y él susurra a Damián que se suba al paso y coja el mejor ramo de flores, y para que la Piedad no se enfade por el celo la patrona de Las Aguas la mira desde su altar y le devuelve un clavel en manos de un costalero...”, con lo cual hizo también un guiño hacia la amistad de sus amigos cofrades.

Moreno fue así alcanzando la tarde del Jueves Santo: “... y sin que los naranjos se den cuenta, desfila en un absoluto silencio que clama por las vergüenzas de un pueblo pecador. Los jóvenes cruceros inician un peregrinar para redimir de los pecados a los mayores que lo llevan de la mano. El Cristo conquista con su presencia los corazones de los que aguardan el paso de su semblanza por delante de su mirada...”.

Y es que, como diría el pregonero, “la tarde del Jueves Santo no tiene vuelta atrás, ni siquiera la calle Nueva logra convencerte para que no cumplas la voluntad de Dios y encaras una Cuesta de Belén donde se rinde dando la batalla por perdida”. Moreno no pudo ocultar su corazón mariano, e incluso tuvo un detalle hacia la patrona de la ciudad, la Virgen de las Nieves: “No sufras más en silencio, que tu corazón traspasa, y como reina, Las Nieves, patrona de la ciudad, que conquista a aquel que vuelve a contemplar tu mirar. Y me quedo sin palabras bajo este cielo azul, y te ruego Prendimiento que a mí me sigas queriendo, y te imploro Vera Cruz por los pecados del pueblo, y te pido otros tres siglos de perdón bajo tu cruz”.

También tuvo palabras para el templo que se prestó al oficio pregonero: “¡Qué ganas de presentarme ante tus blancas paredes de esta casa franciscana y decir lo que siento, de pregonar al Señor que ha visto cómo he crecido, de rogarte de ti perdón, de agradecerte la vida y pedirte a ti la venida, parroquia de San Francisco.


El pregonero, con ritmo acompasado y tono cada vez más seguro, fue delatando su corazón mariano: “Pero que se pare el tiempo, que la luna no aparezca, y antes de que se vaya el sol tiene que lucir la flor más guapa y bella; una flor que se despide antes de pisar la calle de la flor más rociera, y le dice al oído que al pasar la media noche, seguro estaré de vuelta. Y cuando pisa las calles los sones que antes no tuvo y que llegaron desde Trebujena, para vestirla de gloria, para secarle las lágrimas, para acompañarla a ella al compás de dulces notas que resaltan su belleza después de 50 años perfumando primaveras. Tu llegada fue discreta como tu mirada; tu mirada limpia el alma de aquel que te ama. Tu llegada fue el comienzo de una nueva vida, tu llegada es el consuelo de los que te cuidan. Bajaste desde el cielo en bendita hora, Señora del Lunes Santo, Madre mediadora, Amargura franciscana, capitana eterna de esta legión de caidistas que a ti te venera...”. Fueron algunas de las bien calibradas palabras dedicadas a María Santísima de la Amargura, la Señora de las Tres Caídas y del Lunes Santo.

Así, continuó: “Mi amargura es tus angustias y tus angustias mi amargura, juntos la hemos traído al compás de Palomares y juntos la llevaremos mientras las fuerzas no nos falten. “El callejón sonrojado, al ver tanta belleza paseándose despacio, se rinde en un Dios te salve que lee en sus respiraderos, y le grita que la quiere como se quiere a una madre, y le dice que la espera de nuevo otro Lunes Santo antes de que caiga la tarde, pero la tarde se acaba y el barrio ya se desespera, la hermandad vuelve tranquila dejando atrás la Corredera; los faroles que la guían anuncian en Peña Picada que el Señor está de vuelta...”. Más Lunes Santo no podía caber...

En su particular itinerario emocional y sentimental, Juan José Moreno se frenó en el Martes Santo: “... Y le va enseñando al Niño que protege en su regazo lo bonito que es su Arcos. Y aunque siendo portugués y viajar por todo el mundo para anunciar la noticia de que San Francisco de Asís le había encomendado, al pasar por este pueblo encontró en esta iglesia la azucena más linda y a su Cristo flagelado. Y el Niño, que es una joya de la creación divina y de las manos que lo tallaron juega con las costaleras y le pide a San Antonio que quiere rezar el rosario, y le pide que también le deje el libro que lleva entre sus manos, que lo quiere regalar para buscar pretendientes...”.

Asimismo, tuvo entrañables palabras para el Dulce Nombre de Jesús que más tarde, después del Viernes Santo, procesionará como Resucitado: “... Era nuestro corregidor el día del Corpus, como el regente de un pueblo que presentaba a Jesús sacramentado a los niños que habían recibido su primera comunión. El Niño del Dulce Nombre, que llegara desde Roma enviado por el papa, al llegar el Viernes Santo, consciente de su misión, recoge la cruz del mundo y reclama a sus costaleros que ha llegado el momento y rodeado de inocencia pide permiso a Nuestro Padre el Cristo de las Penas para entregarse a este pueblo, que lo acogió en adopción, pero que al ver su carita hubo un hermano mayor que organizaba belenes con los niños de las Nieves, que al llegar las navidades firmó y lo empadronó. Nacido en la santa sede, domicilio en San Francisco donde es dueño y señor...”.

“La cera sacramental se pasea por las calles sin derramar una gota mientras los rayos del sol te buscan por las esquinas. El aroma del Jueves Santo se mezcla con tus dolores, la paz que va regalando hace callar a la gente, sólo la saeta arcense, que aguarda en Cananeo ha recibido el permiso para rezarte, Señor. Sólo la saeta arcense sabe rezarte con arte, tan sencilla como sobria, tan bonita como clásica, sólo la saeta arcense tiene permiso esta tarde para engrandecer la obra”, con lo cual también reparó en la importancia de la saeta arcense en el contexto de las procesiones de Semana Santa.

“La Corredera es el sitio para pedirte María, la Corredera es el sitio para mirarte a la cara, escondida en la arboleda, cerquita pero sin pausa. De verte venir despacio, de regalarte saetas hasta romper la garganta, pero dejarte solita, y acompañarte hasta el Barrio y decirle a todo el mundo que está a punto de llegar una rosa de pasión que ha crecido sin espinas, que va buscando al Señor entre suspiros de amor...”.

En la recta final
Las últimas palabras del pregonero estuvieron dedicadas al Señor de Arcos, a Nuestro Padre Jesús Nazareno: “... Sólo ese último aliento, esa última mirada sin despedirme de tí, sólo con un hasta pronto me llevo tu bendición para contárselo a Arcos, para enseñar tu palabra, para quererte sin fin. Me dijo un amigo, hijo de un gran saetero y de apellido Cantarrana, que había que darle gracias al padre Nazareno por despertar cada día, pregonando al mundo entero que aquí quien manda eres tú, ¡lucero de la mañana! Algo más de una hora en la que el pregonero apenas bebió y descansó, como en las procesiones... Juan José Moreno supo trasladar al atril de San Francisco sus vivencias y experiencias cofrades, que no son pocas, con la inmensa suerte de poder hacerlo delante de sus sagrados titulares que lo miraron de frente, desde la recoleta capilla de las Tres Caídas y María Santísima de la Amargura, y delante de un patio de butacas lleno pese a lo atípico del horario. El acto tocó fin en torno a las 20.30 horas después de las despedidas y detalles de rigor. El pregonero recibió hasta tres obsequios y un cuarto de su amigo presentador, Domingo Gil, quien tuvo a bien entregarle unas hojas de olivo del monte que visitara en su último viaje a Jerusalén. El detalle no pudo entrañar mayor simbolismo en un día que ya es historia en Arcos de la Frontera.

Caro se despide de los cofrades en su último pregón como alcaldesa
Durante el acto cofrade, la alcaldesa de la ciudad, Josefa Caro, tuvo una emotiva intervención para despedirse de las hermandades, ya que asistió a su último pregón como regidora arcense; ocasión que aprovechó para demandar al futuro equipo de Gobierno que salga de las urnas el 22 de mayo que apoye a las hermandades como ella lo ha hecho. Además, anunció que el próximo pregón, si es deseo de la organización, podrá retornar al teatro Olivares Veas, ya que las obras de rehabilitación y acondicionamiento de este espacio están a punto de concluir a falta del entelado y otros remates.

Antes, para las ondas de la radio pública arcense también habló de los trabajos de adecentamiento que está llevando a cabo el Ayuntamiento de cara a Semana Santa.
Antes, los detalles del Consejo Local de Hermandades y Cofradías fueron para la orgullosa madre del pregonero -no podía ser de otro modo- a quien le entregó un bello ramo de flores. Juan José Moreno también recibió del Consejo su pergamino conmemorativo, lo cual hizo efectivo el presidente de la corporación, Manuel Camarena, así como otro presente de manos de la alcaldesa. Una vez finalizada la exaltación, el propio pregonero tuvo la oportunidad, y así lo hizo, de dirigirse de nuevo a la feligresía y al público para agradecer los aplausos y las muestras de complicidad y cariño.

Moreno Barroso agradeció al Consejo la confianza depositada en su persona para pregonar la Semana Santa, así como la presentación de su amigo Domingo Gil, para mencionar que con él “hay escuela de pregoneros” para futuras ediciones.

También hubo hermosas palabras para el veterano párroco de San Francisco, el padre Antonio Castillo Jurado, quien permaneció en la presidencia del acto, así como para el cofrade Carlos de la Barrera por el cable echado al pregonero en la elaboración de su mensaje cristiano y cofrade. También para el sacerdote asistente del Consejo, Juan Manuel Sotelo.

http://www.andaluciainformacion.es/portada/?a=173293&i=15&f=0
Volver arriba Ir abajo
 
Moreno pregona la Certeza de un Dios vivo
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» El kiniki, el cuerpo entero se pone moreno
» GRACIAS DIOS MIO
» Moreno: Entregaron 115 escrituras gratuitas
» José Luis Moreno
» Moreno: Mala praxis en un hospital municipal ¿Dónde dejaron la gasa?

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Pasion en Ronda :: La Tertulia Cofrade :: Semana Santa-
Cambiar a: